PALABRAS QUEMADAS | Ed.17

Tres Prosas (Paráfrasis a N. Parra)

Categoría: Palabras Quemadas 17 Creado: Martes, 20 Marzo 2018 07:23

 

1

Ya no me queda nada más por decir. Han sido tantos los textos periodísticos, poéticos, necrológicos escritos sobre Nicanor Parra que, difícilmente, pueda agregar algo más. Tal vez solo que me conmovió la muerte de un hombre que durante 103 años hizo volar las reliquias del sol y ordeñó vacas para tirarles la leche por sus cabezas. Como poeta del amanecer, Parra expandió de manera acelerada el universo poético, anexando terrenos prohibidos, despreciados u olvidados por los poetas del olimpo: la publicidad, los chistes, la poesía campesina, el discurso filosófico y el religioso, entre muchos otros, fueron la energía oscura que el antipoeta manipuló para descender en su montaña rusa.

2

He preguntado no sé cuántas veces si somos hijos del sol o de la tierra. Nadie me ha dado la respuesta. Así, para mi fortuna, me vi obligado a releer a Parra. Efectivamente, en sus poemas radica la solución: somos hijos del sol. Sin embargo, para llegar a ser hijos del sol debemos esforzarnos por actuar, en cada momento, como hijos de la tierra. Con ello, pienso que no solo un poeta sino cualquier ser humano debe bajar del olimpo y vivir, actuar y amar como un albañil que construye muros, puertas y ventanas. Seamos obreros, campesinos, futbolistas, generales, presidentes, académicos o empresarios, no podemos olvidar nunca esa máxima: actuar como si fuéramos albañiles. Allí radica, a mi juicio, la máxima lección de Parra: la humildad es la clave para romper con todo.

3

Solo una cosa es clara: Ahora un noble corazón se ha roto. Buenas noches dulcísimo príncipe hombre imaginario. Y que coros de ángeles salgan a recibirte.



Notas

[i] Las siguientes citas o parafraseos pertenecen a Nicanor Parra. Han sido extraídas de dos libros: Parra, Nicanor. Obras completas & algo + (1935-1972). Barcelona: Galaxia Gutenberg, 2006 y Espinosa, Patricia (ed.), Territorios en fuga. Estudios críticos sobre la obra de Roberto Bolaño. Santiago: Frasis editores, 2003. El listado es el siguiente: “Ya no me queda nada más que decir”, “He preguntado no sé cuántas veces” y “Solo una cosa es clara” de “Tres poesías” (Parra 109); “volar las reliquias del sol” de “Solo para mayores de cien años” (Parra 126); “ordeñando vacas para tirarles la leche sobre las cabezas” de Artefactos (Parra 319); “romper con todo” de Artefactos (Parra 327); “del amanecer” de “Manifiesto” (Parra 146); “del olimpo” “Manifiesto” (Parra 143); “albañil que construye muros, puertas y ventanas” de “Manifiesto” (Parra 143);  “montaña rusa” de “Montaña rusa” (Parra 86); “hijos del sol o de la tierra” de “Pido que se levante la sesión” (Parra 92); “Ahora un noble corazón se rompe. Buenas noches dulcísimo príncipe. Y que coros de ángeles salgan a recibirte” son la traducción que Parra efectúa de Hamlet y que fueron empleados por el antipoeta para despedir a Roberto Bolaño (Espinosa 7).

Bibliografía 

Espinosa, Patricia (ed.), Territorios en fuga. Estudios críticos sobre la obra de Roberto Bolaño. Santiago: Frasis editores, 2003.
Parra, Nicanor. Obras completas & algo + (1935-1972).  Barcelona: Galaxia Gutenberg, 2006.

Revista Digital Estación de la Palabra | Ed. 17

cnca2018