SEMILLERO DE PALABRAS | Ed.18

LOS TRES CUERVOS

Categoría: Semillero de Palabras 18 Creado: Martes, 09 Octubre 2018 07:23

Daniela Tapia
Alumno del Colegio Alborada de Curauma.

 

Hace muchos años había un caballero que le decían el Cuervo, por las ropas negras que siempre traía. Todo el mundo temía verlo más de una vez al día, puesto que verlo dos veces traía mala suerte, y verlo tres veces llamaba a la muerte. Solía caminar solitario por el pueblo, nadie le hablaba y él tampoco hacía el esfuerzo. Salía de su casa apenas salía el sol y regresaba cuando salía la primera estrella. Nadie sabía su verdadero nombre, ni su edad. Algunos creían que era más antiguo que el pueblo. El Cuervo siempre había sido un tipo solitario. Recuerdos de su niñez consistían más que nada en los bosques, pendiente siempre no encontrarse con tres cuervos en una rama, ya que significan muerte. Primero fue su padre, luego su madre y finalmente su gemelo. Odiaba cuando entre las viejas susurraban “no vean al cuervo”. Les temía a los cuervos y sin querer se había convertido en uno. Ya harto de la situación decidió cambiar sus ropas, nadie lo reconocía. De hecho, pensaban que era un forastero. Pero el forastero a la mañana siguiente lo encontraron muerto en la casa del Cuervo, con una pluma de esos pájaros en la mano. Todos le echaron lo culparon de homicida e iniciaron con la orden de búsqueda. Nadie nunca supo que era él. Tampoco nadie supo que la misma tarde en que decidió cambiar, había tres cuervos dentro de su habitación porque, por primera vez, había olvidado dejar la ventana cerrada.